Diferencias entre el café robusta y el café arábica

Café arábica y robusta

Es posible que cuando vais a un bar o compráis café en un supermercado no os fijéis en qué variedad de café estáis comprando exactamente. La realidad es que muchas son las diferencias entre las dos grandes variedades de café que existen: el café Robusta (Coffea Canéphora) y el café Arábica (Coffea Arábica).

Para empezar, el café Robusta tiene aproximadamente el doble de cafeína que el Arábica. Es un tipo de variedad originaría de África Central que, al crecer en zonas secas, es poco digestivo, tiene un gusto final amargo, con mucho cuerpo y poco perfumado. Su cultivo representa el 43% de la producción mundial y es un café más económico que la variedad Arábica.

La otra variedad, la más cara y apreciada de todas, y con la que Café Saula trabaja exclusivamente, es el Arábica. Se trata de una especie originaria de Etiopía, a pesar de que puede crecer en otros países que se encuentren entre los 500 y 2.400 metros de altura. Esta variedad representa el 56% de la producción mundial y posee una concentración de cafeína de un 1,7% como máximo. Como resultado, el café Arábica crea una bebida más aromática y suave al paladar, y también es más digestiva. Las subespecies más apreciadas de Arábica son el Moka, Maragogype, Bourbon, Mondo Novo, Leroy, Caturra, Icatu, Catuay o Marella, entre otros.

¿Quieres saber más sobre el café arábica? ¡Aquí te contamos más!