Descubre el Cold Brew, la bebida refrescante estrella del verano

cold brew copia

Con la llegada de las altas temperaturas el cuerpo nos pide bebidas refrescantes. Por esto, en Café Saula este verano recomendamos apostar por el Cold Brew.

¿En qué consiste el Cold Brew? Básicamente es un método de maceración de café en frio que puede ser utilizado como base para hacer cócteles y combinados de café. Esta técnica consiste en la maceración a temperatura ambiente de café en agua que permite reducir en un 67% la acidez del café, debido a la ausencia de las altas temperaturas y la presión. El resultado final es una bebida fresca y agradable que se toma preferiblemente con hielo.

El Cold Brew se considera una bebida un tanto compleja, ya que sus propiedades sensoriales son bastante cambiantes según su proceso de producción. En efecto, este último no se puede estandarizar por las múltiples variables (tueste, punto de molido, dosificación, agua, temperatura, tiempos de maceración, grado de turbulencia, etc.) que lo caracterizan. Pero este mismo hecho también es lo que hace que sea una bebida tan atractiva y retadora. Y es que al final cada uno, según su experiencia y método, puede crear su propia receta de Cold Brew y obtener un resultado diferente y personalizado a la hora de prepararlo.

En Café Saula, recomendamos preparar el Cold Brew con nuestro blend Premium Organic por su grado de tueste medio ligero, que nos permite obtener unas notas enzimáticas florales, vegetales y cítricas muy delicadas y aromáticas, así como una acidez viva.

¿Cuál es nuestra receta?

  • Moler 100 gr. de café con un punto de molido grueso.
  • Depositarlo en un filtro y verter 1 litro de agua mineral.
  • Dejar el filtro con el café en remojo en el agua en un recipiente. El filtro tiene que estar bien cerrado para que el café molido no se escape.
  • Taparlo para evitar el contacto con el aire.
  • Dejarlo infusionar a temperatura ambiente durante un máximo de 7h.
  • Quitar el filtro con los restos de café del recipiente con el preparado y verter la infusión de café frio en una botella o jarra.
  • Conservar en la nevera.

Recomendamos tomarlo natural con hielo para disfrutar intensamente de todos sus matices aromáticos. También se puede combinar sencillamente con leche o bebidas vegetales para añadirle un toque dulce o con nata líquida, en su versión más cremosa.

Si eres profesional de hostelería y quieres aprender más sobre la preparación del Cold Brew, no dudes en contactarnos para pedir una formación con nuestra barista profesional.