Los 6 pasos para hacer un buen espresso

cafe saula

Hacer un buen café espresso es un arte al alcance de todos, pero que no muchos trabajadores del mundo de la hostelería saben seguir a la perfección. Por este motivo Noemi Paoli, barista y formadora de Café Saula, nos explica en qué consisten estos 6 pasos básicos para servir un espresso en excelentes condiciones.

1- Dosificación:

En este primer paso hay que tener en cuenta con qué tipo de molinillo trabajamos. Si es del tipo superautomático hay que asegurarnos que acabe de salir toda la carga de café en el filtro, porque sino nos podemos quedar a media carga y no poner los 7 gramos necesarios. Y si es un molinillo de palanca, hay que tirar de ella pero después dejarla ir sin acompañarla, porque ya tiene un muelle interno que hace esta función.

2- Aplanado:

Después de cargar la dosificación se forma una pequeña montañita de café molido en el filtro. Por esto, hay que allanarla dando unos pequeños golpecitos, de manera que luego se pueda prensar uniformemente.

3- Prensado:

De forma recta y decidida, se prensa el café molido con unos 15-20 kilos de presión.

4- Limpieza:

Tras el prensado, es normal que los bordes del casquillo se ensucien con un poco de café molido. Esta suciedad puede llegar a las gomas del borde del filtro y luego puede provocar que no se adhiera bien en la máquina espresso. Por esto es importante limpiarla bien antes del siguiente paso.

5- Purgar:

Es indispensable sangrar o purgar una pequeña cantidad de agua del grupo de extracción antes de enganchar el portafiltros en la máquina espresso, porque esta agua lleva el poso del café quemado anterior. Así pues, hay que sacar este líquido para hacer el nuevo café con agua limpia.

6- Tecla / taza:

Una vez enganchamos el portafiltros en la máquina espresso, el café empieza a quemarse debido a la alta temperatura del grupo. Por este motivo es básico apretar enseguida la tecla del agua y evitar que el café se queme. Como se tiene un tiempo de margen hasta que no empieza a caer el espresso, es mejor preparar la taza después de haber apretado el botón, así el recipiente se mantiene caliente durante más tiempo encima de la máquina.