Chocolate, el complemento ideal para acompañar el café

cafe choclate

Seamos sinceros… ¿a quién no le gusta el chocolate? Son pocas las personas que responderán negativamente. El chocolate, en todas sus variedades, despierta pasiones y es uno de esos pequeños placeres del día a día a los que poca gente quiere renunciar.

De efecto casi idéntico, el café también es un gran placer diario que seduce a millones de personas en todo el mundo. ¿Y que pasa cuando se juntan los dos placeres a la vez? El resultado no puede ser más tentador: café acompañado de chocolate. Dos productos que, además, suelen cultivarse en los mismos países tropicales, donde tienen las condiciones perfectas para crecer y ofrecer la mejor calidad.

Hay muchos tipos de café, igual que también hay muchísimas variedades de chocolate. Dependiendo del porcentaje de cacao, los chocolates pueden ser más o menos intensos, dulces o amargos, crujientes o cremosos. Y su sabor también puede cambiar si se le añade leche, frutos secos, cremas, aromas o especias. Por eso el café y el chocolate nos ofrecen todo un mundo de posibilidades para crear un maridaje con el que disfrutar aún más de ambos.

Y vosotros, ¿qué tipo de chocolate preferís para acompañar el café?