Trucos básicos para moler café en casa

coffee-206142_1280

Moler el café en casa, como se hacía en los viejos tiempos, es un pequeño ritual por el que están volviendo a apostar muchos amantes del buen café. Y es que el café fresco y recién molido es el que mejor conserva todo su aroma y sabor, por eso en Café Saula ofrecemos el mejor café arábica 100% natural en grano.

Pese a todo, hay una serie de consejos básicos que hay que tener en cuenta a la hora de moler el café en casa. Aunque más adelante en nuestro blog ampliaremos en detalle información de todos los pasos a la hora de moler un buen café, aquí os dejamos los trucos básicos para empezar a moler el café en casa con éxito:

1: Escoge el tipo de molinillo que te resulte más cómodo y práctico. Los hay de muelas cónicas o planas y de cuchillas.

2: El tipo de molienda del café es importante. Si el café te ha salido sub-extraído (con un regusto agrio y acido) prueba a moler más fino los granos. Esto se debe a que, al moler el café demasiado grueso, la infusión no ha extraído todo el sabor del café y no se ha humedecido lo suficiente.

3: Si, por el contrario, el café tiene un regusto amargo (sobre-extracción) habrá que moler más grueso. Esto se debe a que las partículas de café se han empapado más tiempo de lo debido.

4: Para evitar la oxidación del café, hay que molerlo justo antes de prepararlo.

5: Hay que evitar moler el café torrefacto, lo ideal es apostar per el café fresco 100 % arábica para degustar todos sus aromas y sabor.

¡Esperemos que este post os haya ayudado y pronto podáis disfrutar de un buen café molido en casa!