Cómo hacer espuma de leche sin vaporizador en casa

cappuccino-1247152_1280

Estos días de confinamiento son muchas las recetas que se pueden hacer en casa donde el café es el principal protagonista. El problema es que muchas veces en estas recetas uno de los pasos que se requieren es el de hacer espuma de leche. Normalmente en los bares y establecimientos tienen vaporizadores especiales para hacer este paso, pero en casa la cosa ya cambia. Por suerte, hay una serie de trucos con los que se puede hacer espuma de leche en casa de forma fácil y rápida. De hecho, tan sólo necesitamos un microondas, un frasco, una cuchara y un poco de leche para darle un toque de distinción al café y conseguir que sea más suave y espumoso.

Preparación:

  1. Llena un frasco limpio con 170 ml de leche. (Aconsejamos usar un frasco que por lo menos tenga 260 ml de capacidad para permitir que la leche se expanda).
  2. Cierra el frasco lo más herméticamente posible y sacúdelo enérgicamente durante 30 segundos para que se oxigene el líquido. La idea es que la leche casi debería duplicar su volumen.
  3. Quita la tapa y coloca el frasco en el microondas, donde habrá que calentar la leche a potencia máxima durante 30 segundos. El calor hará que la leche se vuelva espesa y espumosa.

Y ¡voilà! Ya puedes sacar la espuma de la leche con una cuchara y colocarla sobre el café. El resultado quedará muy profesional.

¡Pronto os explicaremos algunas recetas donde podréis aplicar este pequeño truco!